About Masturbation

Inicio


Artículos

Masturbación
 Mitos sobre la masturbación
Masturbación Femenina
Masturbación Masculina
Masturbación en la Adolescencia
 Masturbación en la adolescencia parte 2.
Masturbación a dos
 Sexo oral (Masturbación mútua)
 Técnicas de Sexo Oral
 Tu me tocas, yo te toco
Masturbación Infantil
Artículos Masturbación
 Sexo virtual y masturbación
 Cuándo la masturbación puede no ser saludable
 Fantasías masturbatorias
 Hace falta estar solo para masturbarse
 La masturbación con los juegos eróticos
 La masturbación y la pornografía
 Masturbación en el matrimonio
 Masturbación en el matrimonio parte 2
 Masturbarse no hace daño
 Que delicia de baño


Masturbation Guide - Masturbation guide in english

Secciones

Foro
Buscador interno
Recomienda esta página
Encuestas
Contáctanos

Usuarios
Nombre de usuario :
Contraseña:
Recuérdame
Regístrate
Olvidé mi contraseña

Enlaces

Kamasutra
Directorio Web
Kamasutra et Amour
Sexo Oral
sex cams

Artículos Masturbación

Artículos Masturbación

MASTURBACION EN LA TEORIA FREUDIANA

Freud, en sus teorías de la sexualidad, separó el desarrollo del ser humano en fases llamadas psicosexuales. Todas las personas seguirían su desarrollo siguiendo un orden preestablecido, donde los impulsos estarían concentrados en las zonas erógenas.

Según su teoría, desde muy pequeños los individuos ya se masturban. Está claro que la masturbación tal como la conocemos no va a darse hasta la adolescencia que es el momento en que el individuo adquiere cierta madurez sexual y puede sentir placer con el toque de sus genitales.

Las fases del desarrollo psicosexual de la persona son: la fase oral, que va desde el nacimiento hasta los dos años y se caracteriza por el placer alrededor de la boca y los labios, el niño al chupar el pezón, el chupete o el biberón, siente una sensación muy gustosa de cariño, calor cuidado..., que le resulta muy placentera. Así es como se gratifica y también lo hace con sus cuidadores.

Tras la fase oral, viene la fase anal que va desde los dos, hasta cerca de los cuatro años y es cuando el niño empieza a controlar las heces y la orina (esfínteres). En este momento el placer está en retener y eliminar sus heces y que las personas que lo rodean lo perciban. Para él, la sensación de crear algo que es suyo es muy placentera y la eliminación da una sensación muy placentera en su ano y uretra. Si los adultos estimulan sus descubrimientos, él se sentirá gratificado y tendrá más facilidad para pasar por esta fase sin mayores traumas. El niño no tiene noción de la genitalidad hasta entonces, sólo sabe que la sensación es buena.

La fase siguiente es la fálica (desde los 4 hasta cerca de los 6 años), donde descubre por primera vez la diferencia entre los niños y las niñas. Conoce entonces que los niños tienen pene y las niñas vagina. En esta fase se da el complejo de Edipo, que es el amor del niño por el progenitor del sexo opuesto (no hay intención de explicar este acontecimiento en este artículo, sólo es señalado a modo de conocimiento). Cuando el niño descubre sus órganos genitales, pasa a tocarlos y esta actividad le genera mucho placer. En la fase fálica no existe la tensión ni el orgasmo, sólo la sensación gustosa al tocar sus órganos genitales.

La mayoría de los padres y cuidadores reprenden esta actitud en el niño, castigándolo muchas veces. Es el miedo a ser castigado lo que determina lo que se llama resolución del complejo de Edipo. Tras esto, los niños y niñas entran en la fase que Freud llamó de latencia, que dura desde los 6 hasta cerca de los 12 años de edad. En la latencia no existe ninguna zona erógena. Es la fase en la que el niño se desentiende totalmente de la sexualidad y no hay, técnicamente, masturbación,

En la pubertad, el individuo redescubre sus zonas erógenas, que vuelven a ser los órganos sexuales. La diferencia de la fase fálica con esta, es que con el desarrollo del cuerpo y el aumento de las hormonas, los niños y niñas siente placer real al tocarse, dándose la masturbación conocida por la mayoría de las personas.

La adolescencia es la fase máxima de masturbación. Ambos sexos tienen sus primeras experiencias sexuales masturbándose. Es el momento de descubrir su cuerpo y prepararse para la sexualidad adulta, que para Freud es entendida como el sexo en pareja. Sólo en la adolescencia será experimentado el orgasmo, hasta entonces, no existía el climax en la masturbación, solamente la sensación placentera del toque. Es en este punto donde se entiende que la masturbación infantil es diferente de la que se da en la vida adulta. En la primera, la función es satisfacer el impulso, sin finalidad sexual, en la segunda, el placer es totalmente sexual.

Según la teoría freudina, el ser humano estaría listo para la masturbación en la fase genital. Cuando llegase a la edad adulta, buscaría una pareja y resolvería sus cuestiones sexuales con ella. No existe mucho espacio para la masturbación en la vida adulta si seguimos esta teoría.

Pero según Freud, si alguna de las fases expuestas anteriormente no fuera resuelta satisfactoriamente, si el niño o el adolescente, por algún motivo, tuvieran impedimentos o se les negase tener placer, podrían quedarse anclados en determinada fase y esto hará que el adulto continúe buscando el placer que le fue negado en algún momento. El sexo oral y el anal serían considerados perversiones, pues estarían relacionados con la resolución de alguna de estas fases.

Lo que la teoría freudiana intenta explicar es que el impulso sexual no aparece sólo en la pubertad, está presente en la vida del ser humano desde su más tierna edad.

En su teoría, la sexualidad como un todo del ser humano podría explicar muchas de las dificultades vividas por él en la fase adulta, por eso la explicación de la masturbación ya en la infancia. Según él, entender el impulso sexual infantil ayudaría a entender los impulsos sexuales en la edad adulta.

La idea de este artículo es dilucidar que Freud intentó demostrar que el hecho de que el niño se masturbe no debe considerarse como algo feo, sino como un descubrimiento de sí mismo y del mundo que le rodea. Esta actividad, estando de acuerdo con ella y no siendo inhibida por sus padres y cuidadores, sería condición sine qua non para el desarrollo psíquico lo más normal posible del ser humano.

Hoy en día, otras teorías del psicoanálisis explican el desarrollo del individuo, pero Freud fue el primero en colocar el desarrollo en términos de madurez sexual. Se habla también mucho de la masturbación en la vida adulta como forma de descubrirse el cuerpo cada uno. Se le debe a él este entendimiento de que el sexo es normal, de que la masturbación se dará como forma de satisfacción de los impulsos del niño, del adolescente o del adulto.

La teoría del desarrollo sexual del niño fue muy criticada cuando surgió y hasta hoy, donde mucho de lo que se relaciona con el sexo no es bien aceptado. Hasta ahora, masturbarse es un tabú, a pesar que se sabe que contribuye a un conocimiento mayor de la propia sexualidad y de nuestro cuerpo. Las fases del desarrollo psicosexual de Freud no son más que descubrimientos que cada uno hace sobre su propio mundo y su cuerpo y que contribuyen al desarrollo de su madurez.

La teoría freudiana aún es muy utilizada en terapia y en la creación de nuevas teorías, sirviendo como base consistente para entender la sexualidad del ser humano. Hoy es sabido que muchas de las perversiones de Freud son parte de la sexualidad común de todos y aún sus contribuciones son válidas.

Hoy sabemos que existen muchos traumas relacionados con la vida sexual en la infancia, que la exageración o la falta de cuidados o estímulos pueden llevar prejuicios a la vida adulta, incluso a su vida sexual. Muchas inhibiciones, miedos, inseguridades..., están ligados al desarrollo poco satisfactorio de la vida sexual del individuo desde la infancia.

La masturbación existe en la teoría de Freud y se da durante todo lo que él llama desarrollo sexual, que va hasta la adolescencia y sirve para que el terapeuta entienda  posibles inhibiciones en estas fases. Este artículo tiene la intención de dar un entendimiento mayor de lo que Freud quiso explicar, mostrando que la sexualidad va evolucionando a lo largo del desarrollo de las personas y que la sexualidad infantil existe bajo formas de masturbación, sin orgasmo, lo cual ocurre en la última fase, en la adolescencia.

Fuente:

Freud: Tres ensayos sobre la teoría de la sexualidad. In: J Stracey. Ed. Standar Brasileira das Obras Psicológicas Completas de Freud. V.VII. Rio de Janeiro: Imago, 1989.

Por Anne Griza
Sexóloga

Otros articulos:

Sexo virtual y masturbación

Cuándo la masturbación puede no ser saludable

Fantasías masturbatorias

Hace falta estar solo para masturbarse

La masturbación con los juegos eróticos

La masturbación y la pornografía

Masturbación en el matrimonio

Masturbación en el matrimonio parte 2

Masturbarse no hace daño

Que delicia de baño


Sponsored links:

Chicas con Webcam
Webcams de sexo gratuitas.
http://www.webcamsexogratis.es



 


Videochat erótico

Busque amigos para Sexo:
Somos
buscando
Con Edad entre
 y 
Buscando...
Pais
Masturbación Masculina, consejos gratis de sexo y masturbación, noticias de masturbación, foro, artículos de masturbación.
GoStats web counter
GoStats web counter